9788498977875.jpg

Francisco Medrano

Poemas

Créditos

ISBN rústica: 978-84-9816-471-8.

ISBN ebook: 978-84-9897-787-5.

Sumario

Créditos 4

Presentación 9

La vida 9

Décimas 11

En la fiesta de San Antonio 13

Bien sé que se ríe el mundo 14

Romances 17

Que toques a recoger 19

Romance de la muerte 20

Un bulto casi sin bulto 23

Sonetos 27

A Fernando de Soria Galbarro 29

Tus ojos, bella Flora, soberanos 30

A. S. Pedro, en una borrasca, viniendo de Roma 31

En la playa de Barcelona, volviendo de Roma 32

Vine, y vi, y sujetóme la hermosura 33

Al licenciado Cristóbal de Mesa en su poema de la Restauración de España 34

Estaba de mi edad en el florido 35

Borde Tormes de perlas sus orillas 36

Al mismo entrando en las escuelas de Salamanca 37

A Fernando de Soria Galvarro 38

Odas 39

A don Alonso de Santillán, alférez real de los Galeones 41

A nuestra hermosa y astuta dama de Sevilla 43

Qué pide al cielo el bien disciplinado 44

El entero varón, de culpas puro 45

Ya, ya, y fiera y hermosa 46

Huyó la nieve, y árboles y prados 48

Cuando tú me encareces 49

Si de renta más cuentos 50

A Francisco de Acosta en la muerte del padre Josef Acosta, su hermano 53

No estimes, no, por afrentoso el nudo 54

A don Alonso de Santillán, que volvía de las Indias 55

Profecía del Tajo en la pérdida de España 57

Libros a la carta 61

Presentación

La vida

Francisco Medrano (1570-1607). España.

Fue miembro de una familia acomodada. Se cree que inició sus estudios en el colegio sevillano de San Hermenegildo y después en la Compañía de Jesús. Estudió además arte, filosofía y teología, y enseñó en Córdoba y Salamanca (1592), donde fue ordenado sacerdote; luego marchó a Valladolid y en 1597 al Colegio de la Compañía en Monterrey, Galicia. En 1602 abandonó a los jesuitas, tal vez por simpatizar con las posturas rebeldes en las disensiones internas que entonces habían en la orden.

Medrano regresó a Sevilla, y vivió hasta el final de su vida como sacerdote secular a cargo de la finca de Mirarbueno, propiedad de su familia, que fue una de sus fuentes de inspiración. En esos últimos años se relacionó con los círculos literarios de Sevilla. No se conocen las causas de su muerte.

La obra poética de Francisco de Medrano se enclava dentro de la Escuela de Salamanca y se compone de odas y sonetos de temática amorosa, elegíaca, y en algún caso ascética.

Estos poemas están fluidos por Horacio. A diferencia de muchos de sus coetáneos, Medrano tiene un estilo alejado de los excesos del Barroco.

Su lírica amorosa está dirigida a Flora, identificada como doña Inés de Quiñones, a Amaranta (María de Esquivel), a Amarilis, de quien se ignora el nombre, y a Catalina de Aguilar. Los poemas de Medrano se publicaron en el volumen Remedios de Amor (Palermo, 1617).