1.png

La cara
oculta
de China

Isidre
Ambrós

Una década en el corazón
del gigante asiático

Primera edición: marzo de 2021

 

© de esta edición y derechos exclusivos de edición reservados para todo el mundo:

Editorial Diéresis, S.L.

Travessera de Les Corts, 171, 5º-1ª

08028 Barcelona

Tel: 93 491 15 60

info@editorialdieresis.com

 

© del texto: Isidre Ambrós

© foto de portada: Anson_iStock

 

Diseño: dtm+tagstudy

 

Impreso en España

 

ISBN: 978-84-18011-18-4

Depósito legal: B 4605-2021

Thema: NHF

IBIC: WTL

 

Todos los derechos reservados.

Queda rigurosamente prohibida, sin la autorización escrita de los autores del copyright, bajo las sanciones establecidas por las leyes, la reproducción total o parcial de este libro por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la fotocopia y el tratamiento informático, y su distribución mediante alquiler o préstamos públicos.

 

www.editorialdieresis.com

Twitter / Instagram: @EdDieresis

Índice

El bisturí chino

Wuhan, año 1 de la pandemia

Los remordimientos de la doctora Ai Fen

Madres temporales

El SARS, la epidemia que marcó a Hong Kong

¡Quiero tomar el sol!

¿Qué me pasa, doctor?

Partido, Estado y corrupción

Carné por puntos para ser buen ciudadano

China recluta a ritmo de rap

Destituido por no fumar

Ejecución en directo

El Salón de la Mala Fama

Fútbol, asignatura obligatoria

La pesadilla del 4 de junio

Operación Amor Peligroso

Poder, corrupción, amantes e internet

Sol, playa y patriotismo

Moralidad china

Apasionadas por el lujo

Cómo ligar, asignatura universitaria

El folio DIN-A4 como estándar de belleza

El lío de tener un segundo hijo

La revolución del inodoro

Los niños ignorados de China

Ostentación para difuntos

Muerte en el ascensor

Se alquila novio para Año Nuevo

Azotes en la banca

Protagonistas secundarios

Veinticuatro años buscando a Qifeng

Del palacio imperial al anonimato

El último prisionero de Tiananmen

La millonaria de los 118 huérfanos

La última partida de Stanley Ho

Los nietos de Mao

Historias de Pekín

Adiós al mercado gastronómico de insectos

El puente de Marco Polo pierde protagonismo

Pekín se hunde

Guerra a los ladrones de papel higiénico

Cita en el hutong más célebre de la capital

La otra masacre de Tiananmen

Final español a la rebelión de los bóxers

Todo es posible en Shanghai

Cómo facturar mil millones de euros en dos minutos

Ciudades europeas «made in China»

Algo más que un hotel

El mundo se cita a orillas del Huangpu

La torre que simboliza el siglo XXI

El gueto judío de Shanghai

El español que llevó el cine a China

Hong Kong, donde Oriente se cruza con Occidente

La ciudad que desafía a Pekín

Vivir con estrecheces a precio de oro

La casa encantada de Wanchai

El cementerio que habla

Tras las huellas de Hemingway

Un paseo por el Hollywood de Oriente

La estrella de Hong Kong languidece

Un universo de 263 islas

Del gélido norte al trópico

La «Pequeña África» de Cantón

El Gran Hermano en Urumqi, la capital de los uigures

Harbin, un parque temático a veinte grados bajo cero

La vida renace en Beichuan

Macao, entre la «saudade» portuguesa y el frenesí chino

Pingyao, el Wall Street de la China imperial

Viaje a Dandong, la puerta del régimen norcoreano

El autor

Este libro tiene sus orígenes en la curiosidad provocada por las informaciones pequeñas, a pie de página en muchas ocasiones, publicadas por los medios de comunicación chinos, así como por las situaciones cotidianas vividas durante mi estancia en China. Pero también en numerosas entrevistas personales con gente que, con grandes dosis de paciencia, me ayudó a entender un país enorme y una sociedad inabarcable. La mayoría de estos encuentros, realizados en torno a innumerables cafés y tés, me han resultado imprescindibles para poder escribir mis reportajes a lo largo de una década en Asia. Me hubiera gustado poder citar a todas y cada una de esas personas; sin embargo, algunas con las que he contactado me han solicitado que salvaguarde su identidad. Lo respeto y comprendo su prudencia. Desvelar datos o referencias personales puede resultar peligroso en un país como China, así que he optado por preservar el anonimato de todas. No obstante, mi gratitud hacia ellas es inmensa por su amabilidad y predisposición para hablar de temas que no siempre eran de su agrado.

Gracias a mis colegas y amigos de la sección de Internacional de La Vanguardia, Joaquín Luna, Lluís Uría y Elisenda Vallejo, por su paciencia atendiendo diariamente mis llamadas para publicar unas crónicas que consideraba de máximo interés y sus consejos para mejorar mis textos.

Gracias, igualmente, a aquellos amigos que han leído partes del libro y lo han enriquecido con sus opiniones. Y gracias, asimismo, a José Ángel Martos y Teresa Amiguet, de Editorial Diëresis, por sus contribuciones y correcciones.

Para Alba y Àngels, que han compartido mi década asiática.